Universo, planetas y otras historias

Del porque empecé a escribir o… mejor dicho, del porque empecé a sentir. Fue una etapa de crecimiento personal, una etapa de maternidad, de muchos descubrimientos. Unos años de alegría, sorpresa, cansancio y también de reflexión, introspección, intensidad y madurez.

Historias de niños

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *