El Educador Itinerante – Fundación Adana

El Educador Itinerante – Fundación Adana

Conocéis el proyecto “El Educador Itinerante” de la Fundación Adana?

Las escuelas que solicitan ayuda en casos de alumnos con TDAH tienen asesoramiento especializado en el aula, se da soporte al tutor y se mejora el rendimiento del alumno y su socialización. Objetivo principal: ofrecer un servicio de asesoramiento y soporte en las escuelas ordinarias donde se sabe que se escolarizan niños con problemas de comportamiento y TDAH con el fin de mejorar su rendimiento académico y su adaptación en el marco escolar.

El proyecto se inició durante el curso 2003-2004 como una experiencia piloto en colaboración con la Universidad de Barcelona (UB), la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y el Departamento de Educación. El proyecto en el momento actual cuenta con un alto grado de satisfacción por parte de escuelas y familias. Los centros interesados en este proyecto deben enviar un escrito o solicitud a la Fundación entre los meses de febrero y junio del curso anterior. La totalidad de los niños que participan del proyecto son becados y por tanto, su participación no supone ningún coste ni para las escuelas ni para las familias.

Se seleccionan las escuelas en el mes de julio (siempre hay lista de espera) y en octubre se tiene la primera sesión informativa con la escuela, empieza así el programa formativo y de asesoramiento que concluye al finalizar prácticamente ese curso escolar.

Univers Divers ha querido colaborar con este proyecto donando una parte del importe de los cuentos que también están a la venta en dicha Fundación. fundacion adana

Josep Antoni Ramos Quiroga “El cerebro tiene derecho a enfermar, y la ciencia debe responder”

Josep Antoni Ramos Quiroga “El cerebro tiene derecho a enfermar, y la ciencia debe responder”

 Cuando el cerebro se enferma, la ciencia responde.

Entrevista al Dr. Josep Antoni Ramos Quiroga, perteneciente al Grupo de Investigación en Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) de Barcelona, profesor asociado de Psiquiatría en la Universidad Autónoma de Barcelona y uno de los mayores expertos en España en investigación sobre el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

 

http://alt1040.com/2013/08/entrevista-josep-antoni-ramos-quiroga

Marte, el planeta rebelde cuento Univers Divers

Marte, el planeta rebelde cuento Univers Divers

Educación emocional y diversidad. Cuento Impulsividad-rebeldía. Marte, el planeta rebelde

El personaje y su personalidad. Conócelo!

Marte:

Es un planeta desafiante y conflictivo. Acostumbra a dar la culpa a los demás y no obedece al maestro. No para nunca quieto y es muy amigo del travieso Saturno!
Es un planeta impulsivo, valiente, apasionado y explosivo. Cuenta con una baja capacidad de autocontrol. Cuando se emociona su color rojo se intensifica. Tiene una excesiva necesidad de ser reconocido y sentirse útil.

Necesita:

Órdenes claras breves y concretas y muuucha motivación. Una disciplina coherente hará que se sienta valorado sin olvidar el cariño y respeto. Solo así aflorara su gran corazón y nobleza.
Etiqueta Copyrigth

Hiperactividad. Artículo periodístico Dr Hormaechea

Hiperactividad. Artículo periodístico Dr Hormaechea

Niños inquietos, adultos ausentes

(EL MUNDO)
• Muchos adolescentes y adultos sufren hiperactividad y no están diagnosticados
• Puede derivar en problemas laborales y adicción a las drogas o al alcohol
Ángel Díaz | Madrid

‘Felipe El Inquieto’, protagonista de un poema infantil decimonónico, está sentado en la mesa; sus padres se preguntan si, por una vez, será capaz de portarse bien y comer como es debido. Pero el niño no se puede estar quieto: se columpia sobre las patas traseras de la silla hasta que pierde el equilibrio, trata de sostenerse agarrando el mantel y acaba en el suelo enterrado bajo platos, cubiertos y manjares.
Mar, personaje central de un nuevo cómic divulgativo publicado en España, es una joven diseñadora que ha logrado un empleo como comercial. Su primer cliente le pide un encargo para la publicidad de un supermercado, pero Mar no escucha. Aunque intenta prestar atención, se distrae con cualquier cosa, o se entusiasma demasiado, o simplemente tropieza. Cuando sale de la reunión, ni sus clientes ni ella tienen claro de qué han estado hablando.
Las dos historias muestran síntomas de una misma enfermedad, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, conocido por sus siglas TDAH. Entre ellas, sin embargo, se interpone un siglo y medio y una concepción radicalmente distinta del problema. Lo que antes eran sólo niños que se portaban mal, ahora son personas que siguen un tratamiento. Al menos, así lo son quienes han sido diagnosticados.
El TDAH afecta a entre un 4% y un 7% de la población infantil, pero también ataca, en contra de la creencia popular, a adolescentes y adultos, a los que puede arruinar la vida laboral o incluso empujar al alcohol y las drogas. Con el fin de llamar la atención sobre este problema, que a menudo se diagnostica mal o tarde, el doctor Juan Antonio Hormaechea, jefe de Psiquiatría del Hospital Quirón Vizcaya, acaba de publicar un libro, junto al artista y dibujante Roberto Bergado, que muestra todos los síntomas de esta dolencia reunidos en un mismo personaje: la joven diseñadora antes citada.
‘Atenta’, editado por la farmacéutica Janssen Cilag, es un libro mitad cómic, mitad ensayo, cuyo propósito es divulgar los pormenores de esta enfermedad con la esperanza de que eventuales lectores puedan verse reconocidos y acudan al especialista en busca de ayuda. “Es una cuestión de que se vean reflejados en los síntomas, se produce un efecto espejo”, relata Hormaechea a ELMUNDO.es. “Hemos camuflado en la historia todos los criterios de diagnóstico que existen para el TDAH”.
La enfermedad, que tiene un componente hereditario, se origina por un déficit de dopamina, una hormona que cumple funciones neurotransmisoras. Sus principales síntomas son la hiperactividad, la impulsividad y el déficit de atención. Los dos primeros tienden a disminuir con la edad; pero la falta de atención, no tanto. “Un 50% de los síntomas pasan a la adolescencia y la edad adulta”, señala Hormaechea. “El TDAH no tratado puede generar muchos conflictos sociales y laborales en la vida del adolescente y del adulto con TDAH no tratado, pero también genera consecuencias negativas en su entorno. Existe una relación directa y demostrada entre el TDAH y las adicciones, especialmente con las drogas y el alcohol”, concluye el experto.
Aceptación tardía
El TDAH no ha sido aceptado como enfermedad en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales hasta el año 2000. Antes, se conocían sus síntomas pero se asociaban a la falta de educación o el mal comportamiento. El médico alemán Heinrich Hoffman describió tanto la hiperactividad como el déficit de atención en su célebre libro para niños ‘Pedro El Greñudo’ (‘Struwwelpeter’), publicado a mediados del siglo XIX (y reeditado en 2008 por Hormaechea y Bergado). Sus páginas muestran, junto al inquieto Felipe y un tal Juanito tan despistado que se cae al río mientras camina, un auténtico catálogo de ‘maldades’ asociadas a la infancia y que derivan en toda clase de catástrofes. O, como mínimo, en que los Reyes no traigan regalos.
Los expertos consideran hoy, sin embargo, que algunos de estos niños malos eran realmente enfermos. En palabras de Idoia Loroño, presidenta de la Asociación Vizcaína de TDAH, “es importante que los afectados acepten que padecen un TDAH y que no se culpabilicen por su comportamiento, sino que, todo lo contrario, busquen un buen diagnóstico y tratamiento“. El más adecuado, según Hormaechea, sería la combinación de fármacos y psicoterapia.

Translate »